Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Comienza el contenido principal

4 resultados. Mostrando del 1 al 4

¿Qué es el RGPD y cuáles son las principales novedades?

Es el Reglamento General de Protección de Datos, de aplicación a nivel europeo desde el 25 de mayo de 2018. Su finalidad es proteger y controlar el tratamiento de los datos personales de los clientes. Este reglamento supone, como principales novedades:

  • La garantía de un nivel uniforme de protección de las personas físicas dentro de la Unión Europea. Es decir, aplica a todos los países de la Unión Europea.
  • La ampliación de los derechos de los interesados. Además de los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación (supresión), ahora el interesado también podrá ejercitar los derechos de limitación y portabilidad.
    • Derecho de Acceso: solicitud de los datos que tenemos en nuestra base de datos.
    • Derecho de Rectificación: solicitud de modificación de algún dato por ser incorrecto.
    • Derecho de Supresión (o derecho al olvido): solicitud de eliminación de los datos de nuestras bases de datos.
    • Derecho de Oposición: negativa a que tratemos los datos para determinados fines (por ejemplo: envío de campañas comerciales)
    • Derecho de Limitación: solicitud del bloqueo temporal de determinados datos que figuren en nuestras bases de datos mientras se resuelva alguna incidencia.
    • Derecho de Portabilidad: solicitud de que facilitemos los datos personales a una tercera empresa, que el cliente nos indique.
  • La creación de nuevas figuras - Delegado de Protección de Datos.
    Es el interlocutor entre la empresa y la autoridad de control. El interesado podrá dirigirse a él en caso de que tras ejercitar un derecho o presentar una reclamación ante la compañía en materia de protección de datos, entienda que no se ha gestionado o atendido correctamente su solicitud. Contacto: dpd.es@edpenergia.es
  • La necesidad del consentimiento expreso por parte del interesado, sin que la mera formalización del contrato entre las partes sea suficiente, para la realización de determinados tratamientos de sus datos personales.
    Por ejemplo, la realización de campañas comerciales de productos que no se consideren análogos a aquellos que son objeto del contrato entre las partes.

Inspección Periódica de gas, ¿qué es?, ¿cuánto cuesta?

El mantenimiento de tu instalación de gas es esencial para tu seguridad. Para comprobar que tu instalación cumple con los requisitos técnicos y de seguridad, la normativa actual vigente (RD 984/2015) obliga a realizar una inspección periódica cada 5 años.

Tu empresa distribuidora te comunicará por carta la necesidad de llevarla a cabo y te informará de su coste.

Tienes la posibilidad de realizarla con tu distribuidora o con una empresa instaladora de gas autorizada.

Si decides hacerlo con una empresa instaladora autorizada, ésta se encargará de notificar al distribuidor la realización y el resultado de la Inspección en el plazo y forma determinado. Si no recibe esta confirmación la distribuidora estará obligada a realizarte la Inspección.

El precio de la inspección periódica varía según cual sea tu comunidad autónoma.

No debes abonar el coste de la Inspección directamente a la persona que te la realiza, tanto si es la compañía distribuidora como un instalador por ti contratado. Este cobro se efectuará a través de la factura del consumo de gas.

Es obligatorio realizar la Inspección, si no la realizas, se notificará al organismo competente de tu comunidad autónoma y podrían interrumpirte el suministro de gas.

Finalizada la inspección, te entregarán el acta de inspección. Si se detectan defectos deberás contratar a un instalador autorizado para que los subsane.

Revisión de gas, ¿En qué consiste?

Al igual que la Inspección, el mantenimiento, conservación y buen uso de la instalación de gas es responsabilidad del titular o, en su defecto, de los usuarios que la utilizan. Además, el Reglamento de instalaciones térmicas de edificios, RITE, (RD 1027/2007, de 20 de julio), indica la necesidad de realizar una revisión periódica de la caldera cada dos años.

Es importante diferenciarla de la Inspección, pues se trata de dos revisiones diferenciadas y obligatorias.

Esta revisión le corresponde al usuario, para llevarla a cabo tendrá que contratar a un profesional que la realice.

La revisión puede hacerla con el servicio técnico de la caldera, o con un profesional independiente autorizado.

En caso de avería ¿a quién llamo?

Si es de luz, a tu distribuidora eléctrica:

  • Comprueba si la avería afecta solo a tu hogar o a todo el edificio. Si en la escalera o en las fincas colindantes hay luz entonces la incidencia está localizada en tu instalación interna y tendrás que llamar a un electricista autorizado (comprueba antes los automáticos).
  • Sin embargo, si la avería afecta a todo el edificio (escaleras, ascensor, vecinos) o a las fincas colindantes seguramente se trate de una avería de la red eléctrica y tendrás que llamar a la compañía distribuidora de tu zona. 

Si es de gas, a tu distribuidor de gas.

  • Para descartar que la avería es de tu instalación, lo idóneo es que compruebes si la avería afecta solo a tu hogar o a todo el edificio, ya que si es todo el edificio seguramente se trate de una avería de la red de gas y tendrás que llamar a tu compañía distribuidora.
  • Si no es posible cotejar lo anterior, entonces debes verificar si la llave de la caldera o calentador se encuentra abierta (la posición de la maneta debe estar en línea con la tubería). Si la maneta está cruzada, gírala en el sentido contrario a las agujas del reloj.

  • Si tienes varios aparatos de gas (ej. cocina y caldera), comprueba que efectivamente no tienes gas en ninguno de ellos.
  • Si solo tienes una caldera, debes comprobar que el manómetro, indicador de la presión de agua (elemento semejante a un reloj) marca entre 1 y 2 bar. Si el valor es inferior, mejor ponte en contacto con el técnico de la caldera.

  • Si tienes conmutador (interruptor que impide que funcione a la vez la campana extractora y la caldera) debes comprobar que no esté encendida la campana.

En caso de avería ¿a quién llamo?

Si es de luz, a tu distribuidora eléctrica:

  • Comprueba si la avería afecta solo a tu hogar o a todo el edificio. Si en la escalera o en las fincas colindantes hay luz entonces la incidencia está localizada en tu instalación interna y tendrás que llamar a un electricista autorizado (comprueba antes los automáticos).
  • Sin embargo, si la avería afecta a todo el edificio (escaleras, ascensor, vecinos) o a las fincas colindantes seguramente se trate de una avería de la red eléctrica y tendrás que llamar a la compañía distribuidora de tu zona. 

Si es de gas, a tu distribuidor de gas.

  • Para descartar que la avería es de tu instalación, lo idóneo es que compruebes si la avería afecta solo a tu hogar o a todo el edificio, ya que si es todo el edificio seguramente se trate de una avería de la red de gas y tendrás que llamar a tu compañía distribuidora.
  • Si no es posible cotejar lo anterior, entonces debes verificar si la llave de la caldera o calentador se encuentra abierta (la posición de la maneta debe estar en línea con la tubería). Si la maneta está cruzada, gírala en el sentido contrario a las agujas del reloj.

  • Si tienes varios aparatos de gas (ej. cocina y caldera), comprueba que efectivamente no tienes gas en ninguno de ellos.
  • Si solo tienes una caldera, debes comprobar que el manómetro, indicador de la presión de agua (elemento semejante a un reloj) marca entre 1 y 2 bar. Si el valor es inferior, mejor ponte en contacto con el técnico de la caldera.

  • Si tienes conmutador (interruptor que impide que funcione a la vez la campana extractora y la caldera) debes comprobar que no esté encendida la campana.

Inspección Periódica de gas, ¿qué es?, ¿cuánto cuesta?

El mantenimiento de tu instalación de gas es esencial para tu seguridad. Para comprobar que tu instalación cumple con los requisitos técnicos y de seguridad, la normativa actual vigente (RD 984/2015) obliga a realizar una inspección periódica cada 5 años.

Tu empresa distribuidora te comunicará por carta la necesidad de llevarla a cabo y te informará de su coste.

Tienes la posibilidad de realizarla con tu distribuidora o con una empresa instaladora de gas autorizada.

Si decides hacerlo con una empresa instaladora autorizada, ésta se encargará de notificar al distribuidor la realización y el resultado de la Inspección en el plazo y forma determinado. Si no recibe esta confirmación la distribuidora estará obligada a realizarte la Inspección.

El precio de la inspección periódica varía según cual sea tu comunidad autónoma.

No debes abonar el coste de la Inspección directamente a la persona que te la realiza, tanto si es la compañía distribuidora como un instalador por ti contratado. Este cobro se efectuará a través de la factura del consumo de gas.

Es obligatorio realizar la Inspección, si no la realizas, se notificará al organismo competente de tu comunidad autónoma y podrían interrumpirte el suministro de gas.

Finalizada la inspección, te entregarán el acta de inspección. Si se detectan defectos deberás contratar a un instalador autorizado para que los subsane.

Revisión de gas, ¿En qué consiste?

Al igual que la Inspección, el mantenimiento, conservación y buen uso de la instalación de gas es responsabilidad del titular o, en su defecto, de los usuarios que la utilizan. Además, el Reglamento de instalaciones térmicas de edificios, RITE, (RD 1027/2007, de 20 de julio), indica la necesidad de realizar una revisión periódica de la caldera cada dos años.

Es importante diferenciarla de la Inspección, pues se trata de dos revisiones diferenciadas y obligatorias.

Esta revisión le corresponde al usuario, para llevarla a cabo tendrá que contratar a un profesional que la realice.

La revisión puede hacerla con el servicio técnico de la caldera, o con un profesional independiente autorizado.

¿Qué es el RGPD y cuáles son las principales novedades?

Es el Reglamento General de Protección de Datos, de aplicación a nivel europeo desde el 25 de mayo de 2018. Su finalidad es proteger y controlar el tratamiento de los datos personales de los clientes. Este reglamento supone, como principales novedades:

  • La garantía de un nivel uniforme de protección de las personas físicas dentro de la Unión Europea. Es decir, aplica a todos los países de la Unión Europea.
  • La ampliación de los derechos de los interesados. Además de los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación (supresión), ahora el interesado también podrá ejercitar los derechos de limitación y portabilidad.
    • Derecho de Acceso: solicitud de los datos que tenemos en nuestra base de datos.
    • Derecho de Rectificación: solicitud de modificación de algún dato por ser incorrecto.
    • Derecho de Supresión (o derecho al olvido): solicitud de eliminación de los datos de nuestras bases de datos.
    • Derecho de Oposición: negativa a que tratemos los datos para determinados fines (por ejemplo: envío de campañas comerciales)
    • Derecho de Limitación: solicitud del bloqueo temporal de determinados datos que figuren en nuestras bases de datos mientras se resuelva alguna incidencia.
    • Derecho de Portabilidad: solicitud de que facilitemos los datos personales a una tercera empresa, que el cliente nos indique.
  • La creación de nuevas figuras - Delegado de Protección de Datos.
    Es el interlocutor entre la empresa y la autoridad de control. El interesado podrá dirigirse a él en caso de que tras ejercitar un derecho o presentar una reclamación ante la compañía en materia de protección de datos, entienda que no se ha gestionado o atendido correctamente su solicitud. Contacto: dpd.es@edpenergia.es
  • La necesidad del consentimiento expreso por parte del interesado, sin que la mera formalización del contrato entre las partes sea suficiente, para la realización de determinados tratamientos de sus datos personales.
    Por ejemplo, la realización de campañas comerciales de productos que no se consideren análogos a aquellos que son objeto del contrato entre las partes.

En caso de avería ¿a quién llamo?

Si es de luz, a tu distribuidora eléctrica:

  • Comprueba si la avería afecta solo a tu hogar o a todo el edificio. Si en la escalera o en las fincas colindantes hay luz entonces la incidencia está localizada en tu instalación interna y tendrás que llamar a un electricista autorizado (comprueba antes los automáticos).
  • Sin embargo, si la avería afecta a todo el edificio (escaleras, ascensor, vecinos) o a las fincas colindantes seguramente se trate de una avería de la red eléctrica y tendrás que llamar a la compañía distribuidora de tu zona. 

Si es de gas, a tu distribuidor de gas.

  • Para descartar que la avería es de tu instalación, lo idóneo es que compruebes si la avería afecta solo a tu hogar o a todo el edificio, ya que si es todo el edificio seguramente se trate de una avería de la red de gas y tendrás que llamar a tu compañía distribuidora.
  • Si no es posible cotejar lo anterior, entonces debes verificar si la llave de la caldera o calentador se encuentra abierta (la posición de la maneta debe estar en línea con la tubería). Si la maneta está cruzada, gírala en el sentido contrario a las agujas del reloj.

  • Si tienes varios aparatos de gas (ej. cocina y caldera), comprueba que efectivamente no tienes gas en ninguno de ellos.
  • Si solo tienes una caldera, debes comprobar que el manómetro, indicador de la presión de agua (elemento semejante a un reloj) marca entre 1 y 2 bar. Si el valor es inferior, mejor ponte en contacto con el técnico de la caldera.

  • Si tienes conmutador (interruptor que impide que funcione a la vez la campana extractora y la caldera) debes comprobar que no esté encendida la campana.

Inspección Periódica de gas, ¿qué es?, ¿cuánto cuesta?

El mantenimiento de tu instalación de gas es esencial para tu seguridad. Para comprobar que tu instalación cumple con los requisitos técnicos y de seguridad, la normativa actual vigente (RD 984/2015) obliga a realizar una inspección periódica cada 5 años.

Tu empresa distribuidora te comunicará por carta la necesidad de llevarla a cabo y te informará de su coste.

Tienes la posibilidad de realizarla con tu distribuidora o con una empresa instaladora de gas autorizada.

Si decides hacerlo con una empresa instaladora autorizada, ésta se encargará de notificar al distribuidor la realización y el resultado de la Inspección en el plazo y forma determinado. Si no recibe esta confirmación la distribuidora estará obligada a realizarte la Inspección.

El precio de la inspección periódica varía según cual sea tu comunidad autónoma.

No debes abonar el coste de la Inspección directamente a la persona que te la realiza, tanto si es la compañía distribuidora como un instalador por ti contratado. Este cobro se efectuará a través de la factura del consumo de gas.

Es obligatorio realizar la Inspección, si no la realizas, se notificará al organismo competente de tu comunidad autónoma y podrían interrumpirte el suministro de gas.

Finalizada la inspección, te entregarán el acta de inspección. Si se detectan defectos deberás contratar a un instalador autorizado para que los subsane.

¿Qué es el RGPD y cuáles son las principales novedades?

Es el Reglamento General de Protección de Datos, de aplicación a nivel europeo desde el 25 de mayo de 2018. Su finalidad es proteger y controlar el tratamiento de los datos personales de los clientes. Este reglamento supone, como principales novedades:

  • La garantía de un nivel uniforme de protección de las personas físicas dentro de la Unión Europea. Es decir, aplica a todos los países de la Unión Europea.
  • La ampliación de los derechos de los interesados. Además de los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación (supresión), ahora el interesado también podrá ejercitar los derechos de limitación y portabilidad.
    • Derecho de Acceso: solicitud de los datos que tenemos en nuestra base de datos.
    • Derecho de Rectificación: solicitud de modificación de algún dato por ser incorrecto.
    • Derecho de Supresión (o derecho al olvido): solicitud de eliminación de los datos de nuestras bases de datos.
    • Derecho de Oposición: negativa a que tratemos los datos para determinados fines (por ejemplo: envío de campañas comerciales)
    • Derecho de Limitación: solicitud del bloqueo temporal de determinados datos que figuren en nuestras bases de datos mientras se resuelva alguna incidencia.
    • Derecho de Portabilidad: solicitud de que facilitemos los datos personales a una tercera empresa, que el cliente nos indique.
  • La creación de nuevas figuras - Delegado de Protección de Datos.
    Es el interlocutor entre la empresa y la autoridad de control. El interesado podrá dirigirse a él en caso de que tras ejercitar un derecho o presentar una reclamación ante la compañía en materia de protección de datos, entienda que no se ha gestionado o atendido correctamente su solicitud. Contacto: dpd.es@edpenergia.es
  • La necesidad del consentimiento expreso por parte del interesado, sin que la mera formalización del contrato entre las partes sea suficiente, para la realización de determinados tratamientos de sus datos personales.
    Por ejemplo, la realización de campañas comerciales de productos que no se consideren análogos a aquellos que son objeto del contrato entre las partes.

Revisión de gas, ¿En qué consiste?

Al igual que la Inspección, el mantenimiento, conservación y buen uso de la instalación de gas es responsabilidad del titular o, en su defecto, de los usuarios que la utilizan. Además, el Reglamento de instalaciones térmicas de edificios, RITE, (RD 1027/2007, de 20 de julio), indica la necesidad de realizar una revisión periódica de la caldera cada dos años.

Es importante diferenciarla de la Inspección, pues se trata de dos revisiones diferenciadas y obligatorias.

Esta revisión le corresponde al usuario, para llevarla a cabo tendrá que contratar a un profesional que la realice.

La revisión puede hacerla con el servicio técnico de la caldera, o con un profesional independiente autorizado.

¿No encuentras lo que buscas?

Fin del contenido principal